A el fotógrafo Guillaume Amat se le ocurrió colocar un stand con un espejo en varios paisajes con los que se identificaba el artista, con lo que nació la serie de fotografías «Open Fields», el reflejo del espejo a la mitad de la imagen muestra la superficie contraria al escenario retratado lo que crea una doble interpretación del espacio circundante. 

Estas reflexiones visuales contienen figuras oscuras en medio de escenas brillantes, fantasmales apariciones que parecen un error en un paisaje lógico por ejemplo: un caballo que aparece entre los matorrales, una obscura maquinaria petrolera que contrasta con un paisaje azul o una casa lúgubre que parece extraviada en un árido desierto, todas las imágenes con extraños cuadros que engañan la memoria del paisaje.GA2011-011-00001-08

Cada imagen se tomó con una cámara de 4 × 5 pulgadas, el espejo mide de 31,5 x 47,2 pulgadas. Amat quería concentrarse en la doble interpretación del paisaje visto desde fuera y dentro del espejo, que trabaja en el concepto de territorio como el espacio y como ensoñación. El escritor Paul Wombell  comparó esta serie con el mito griego de Orfeo y Eurídice diciendo:

«Con el uso de la cámara y un espejo Guillaume Amat ha hecho las imágenes fotográficas que se ven al mismo tiempo hacia adelante y hacia atrás. Crean un extraño paisaje de ensueño donde los edificios y figuras flotan en el centro de la imagen y siguiere que tiene dos pares de ojos, tanto en la parte delantera y trasera de la cabeza. Orfeo habría quedado impresionado «.

Amat vive y trabaja en París, donde la mayoría de tiempo se centra en proyectos de largo plazo para producir narraciones fotográficas conectadas en algún lugar entre el documental y la poesía. 

GA2011-011-00003-07 GA2011-011-00008-11 GA2011-011-00010-07 GA2011-011-00014-18 GA2011-011-00016-09 GA2012-001-00001-16 GA2012-006-00001-07 GA2012-0012-00003-05 GA2012-012-00005-15 GA2014-014-00002-08 GA2012-012-00001-01

Todas las imágenes son © Guillaume Amat

A través de [Vjeranski]

Loading Facebook Comments ...