No es que el material sea escaso en Francia y por eso al artista Bruno Catalano se le haya ocurrido esta serie de esculturas, tampoco las desmantelaron por estar en la calle o algo así, se trata más bien de diversas esculturas tituladas Les Voyageurs (Los viajeros), que nos refleja nuestra condición de viajeros y estimula nuestra capacidad de rellenar los espacios.

Tal vez les haya pasado que al observar a una persona pasar junto a ustedes, les inventan historias, de manera involuntaria o como ejercicio de imaginación. Aunque conozcamos de donde parten y nos cuenten la historia de su viaje, siempre habrá un espacio vacío en la narración, un espacio que será imposible de retratar por más perfecta que sea la descripción.

Con semblantes pesados y maleta en mano, estas esculturas, con un increíble sentido del balance, nos ayuna  a reflexionar sobre la pieza que nos falta, este espacio personal inhabitado que ningún destino llenará por más lejano y exótico que sea.

brunocatalano02 brunocatalano03 brunocatalano04 brunocatalano05 brunocatalano06 brunocatalano07 brunocatalano08brunocatalano011 brunocatalano11 brunocatalano12

Vía: My Modern Met

Sobre El Autor

Envíanos tus propuestas en contacto@alternopolis.com

Loading Facebook Comments ...