La obra de Carol Miller nos lleva a un territorio primitivo, al inspirar su serie Relatos en bronce en la figura humana que se tenía en el pasado, en específico las antiguas pinturas rupestres encontradas en las cuevas.

El trabajo de Miller,  que se exhibe en Centro Cultural Isidro Fabela-Museo Casa del Risco, no sólo se queda en lo humano, sino que desarrolló piezas que hacen referencia a los animales de esas primeras manifestaciones primitivas, mismas que adquieren un nuevo significado al adquirir una tridimensionalidad.

Carol Miller, quien nació en Los Ángeles, California en 1933, busca que esta exposición se convierta en un diálogo de diferentes texturas, que inicia con  el modelado en barro, con trapos inmersos en yeso y diversas técnicas que a veces tienen mayor o menor soltura.

Su obra figurativa destaca con piezas como Dushka y Balan, de 1969; Hina, mujer de la Polinesia, de 1982; Zarabanda, de 1988; Anubis, de 1992 y Leto, de 1995

La exposición Relatos en Bronce de Carol Miller, se presenta hasta el 7 de octubre en el Centro Cultural Isidro Fabela-Museo Casa del Risco. Plaza San Jacinto 15, San Ángel.

Todas las imágenes son © Conaculta

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...