Encantadoras esculturas de hadas hechas de alambre de acero inoxidable por el artista británico Robin Wight. La idea de hacer este tipo de esculturas vino a él mientras remendaba una cerca a principios de 2010 y se inspiró en un inexplicable encuentro de la vida real.

Afirma que el material es fácil de doblar y no requiere ningún tratamiento especial o equipo especial. El alambre de acero también es barato, resistente a la intemperie y accesible a todos. El proceso de Wight consiste en crear un esqueleto de acero que luego se envuelve progresivamente con calibres de alambre más pequeños. Como parte de su firma, entierra una piedra en forma de corazón en el centro de cada escultura, a veces grabándolas con mensajes cortos. Varias de las esculturas de hadas de Wight están expuestas en los jardines de Trentham.

E”n cada hada, intento aplicar criterios de diseño incluyendo una historia, movimiento, alguna ilusión visual, emoción y fuerzas naturales. A medida que mis nuevos diseños se desarrollan, también me gustaría crear una visión fresca y contemporánea de las hadas, evitando los clichés y esperanzadamente, como resultado, entregar un equilibrio de la caprichosa infantil tradicional, con la estética de una forma femenina envuelta alrededor de un tipo de acción persona”, comparte Wight respecto a su obra.

Todas las imágenes son © Robin Wight

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...