Los grandes del arte siempre buscan respuestas o experimentar en los límites de lo que se ha establecido, esa curiosidad o pasión es lo que los hace trascender al tiempo, así es el trabajo de Luis López Loza, que se exhibe en la Galería Óscar Román.

En la galería se presenta la exposición Las constelaciones de la forma, una serie de 87 piezas que reúnen pintura, escultura y gráfica resumen 25 años de trabajo y las etapas de su travesía artística, hasta sus más recientes creaciones en mármol.

La forma conduce a la mirada en la búsqueda de los misterios en ellas contenidos. Cada grabado, pintura o escultura dilucida el momento creativo en el que lo etéreo adquiere apariencia material.

El seguir a la búsqueda de sus propios temas pictóricos lo enmarcó en la llamada generación de la Ruptura, que en conjunto con Manuel Felguérez, José Luis Cuevas, Lilia Carrillo, Vicente Rojo, Alberto Gironella renovaron el lenguaje, los medios, los temas y las problemáticas del arte mexicano a mitad del siglo XX.

Óscar Román, en un texto publicado en Estratega, explica que “las constelaciones de la forma retoma una frase del discurso “Anatomía de un tiempo creativo”, en el que López Loza se reconoce a sí mismo como “un viajero que anda detrás de un destino diferente al ya conocido”. Cada una de sus obras signica para él un destino alcanzado y para el espectador una guía para navegar en los mares de la imaginación. Detrás de cada forma creada, de cada pigmento que rasga un sonido distinto sobre el lienzo, de cada sombra descubierta en la pintura están las constelaciones que el artista ha seguido en su ruta creadora”.

Después de más de medio siglo de producción artística la solidez de la expresión y la singularidad del trabajo Luis Lopez Loza evidencia un lenguaje propio donde las formas se crean a partir de yuxtaposiciones cromáticas. La escultura la pintura y el grabado son para Lopez Loza una forma de reaccionar hacia la naturaleza de la vida lo cual lo lleva, en sus propias palabras: “Crear formas perdidas que resguardan un misterio, y que en ocasiones me parece como si detrás de ellas hubiera una sombra, éste es el deseo que me incita al trabajo constante, siempre acompañado de elementos conceptuales. Me entrego a esta espiral buscando alturas cromáticas que dialoguen entre sí. Esto es una forma de estructurar mis pasiones, de liberarme de la esclavitud que impone una realidad tan persistente como combativa.”

Loza estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, en el Centro Superior de Artes Aplicadas en la Ciudad de México y en el Pratt Graphic Art Center de Nueva York. Impartió cursos de grabado en la Universidad de Strumica de la antigua Yugoslavia y en la Academia Van Eyck de Maastricht, Países Bajos. Fue acreedor a la beca de la Fundación Guggenheim en Estados Unidos.

Todas las imágenes son © Galería Óscar Román

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...