Espacios abandonados y olvidados son el «lienzo» que inspira a Suzanne Moxhay, fotógrafa inglesa, cuyo trabajo se ubica entre la puesta en escena, el cuadro vivo, el sueño e incluso el hiperrealismo, que forman parte del proyecto Desertic No Man Land.

A partir de un archivo de material recopilado, Moxhay crea sus imágenes de fotomontaje. Su método se derivó en parte de la técnica cinematográfica temprana de la pintura mate, donde los fondos se pintaban en láminas de vidrio y la cámara los integraba con la acción en vivo en el set.

La fotógrafa construye la imagen en su estudio utilizando fragmentos recortados de material de origen, que convierte en pequeños escenarios en paneles de vidrio. Luego vuelve a fotografiar los escenarios y manipula las imágenes digitalmente, un acto de reprocesamiento que las aleja más de su contexto original y amplía el potencial narrativo.

Su material original proviene de un archivo de imágenes recopiladas, desde libros y revistas de mediados del siglo XX hasta fotografías contemporáneas encontradas, así como sus propias fotografías y pinturas. Ella trabaja con el material hasta encontrar puntos de conexión entre los detalles, ya sea a través de temas compartidos o consideraciones formales, como seguir el camino de la luz de una imagen a otra para crear espacios, que al principio pueden parecer reales, pero en una inspección más cercana se comienzan a disolver.

Para su obra juega con anomalías (de textura, superficie, profundidad, espacio, escala, movimiento y arquitectura) para involucrar al espectador en la construcción de la imagen y hacer que la cuestionen.

Todas las imágenes son © Suzanne Moxhay

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...