Las animaciones de arcilla a menudo son películas divertidas para niños como Wallace & Gromit o La oveja Shaun, aunque también puede ser mucho más experimental como prueba el cortometraje Utsukushiki Tennen, de Romane Granger.

A este estudiante de la École Nationale Supérieure des Arts Décoratifs de Francia se le asignó la tarea de hacer una animación basada en la música. Granger eligió Utsukushiki Tennen del compositor japonés Yasuaki Shimizu. Esta pieza especial es ideal para una animación extraña..

La belleza del cortometraje es que la imagen en la primera parte es bidimensional y luego de repente obtiene una tercera dimensión. Ves florecer flores y volcanes en erupción en un ambiente colorido y abstracto. No en vano, esta asignación de tareas dio el puntapié inicial a la selección oficial del Festival Internacional de Animación de Ottawa.

La animación es © Romaine Granger

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...