¿Es posible que trazos contengan una inmensa tristeza? Sencillamente lo es. En un mundo colorido y poblado por una magia imperceptible permanece el otoño, en plena transición, así nos llenan de melancolía las pinturas de Uko Post, artista formado en el realismo mágico, que utiliza animales y espacios desoladores para crear  una atmósfera que irremediablemente nos atrae a la tristeza.

La metáfora que desarrolla Post en sus pinturas, hablan de retratos que finalmente tratan de uno mismo, aunque cada obra después adquiera vida propia en el que se desarrollan los estados de las personas; en cada pieza observamos un rasgo de la vida eterna, la decadencia y la muerte, es obvio que estas obras de arte nacen de su visión madura de esa transformación que tanto construye y divide en nuestras vidas.

541296_10150677494993354_138702976_n

Su trabajo está inspirado en el realismo de los años 30’s y en pintores entre los que se encuentran: Pyke Koch, Wim Schuhmacher, Raoul Hynkes, Dick Ket y Carel ACWillink. En su búsqueda por retratar el mundo nos ofrece a fragilidad la existencia terrenal, un contenido en el que refleje sus sentimientos y que a menudo, se inspira en la historia de la humanidad y de la historia del arte.

Lo que destaca es recurrir a cuestiones incómodas para la mayoría de las personas, la muerte que tanto acongoja y que siempre viene acompañada de la melancolía.

uko-post01 uko-post05 uko-post04 uko-post08 uko-post03 uko-post02 uko-post07

Todas las imágenes son © Uko Post

[vía Pinterest]

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...