El artista Warren King encontró una manera fantásticas de hacer un homenaje a los habitantes de un pequeño pueblo en China, para lo que utilizó cartón y así crear réplicas de tamaño real que tienen una personalidad única.

La historia de este proyecto inició hace seis años cuando King viajó por primera vez al país de la Gran Muralla, esto con la finalidad de visitar el espacio dónde vivieron las antiguas generaciones de su familia, así que tuvo una gran acogida por parte de los lugareños que recordaban a sus abuelos.

Así que fue una conexión con el pasado el volver a esa visita con personas con las que compartía una conexión cultural, racial y ancestral, pero fue algo que se rompió cuando sus abuelos dejaron ese pueblo hace 50 años.

La reconexión con esa comunidad lo inspiró para recrearla en esculturas de tamaño real con sólo utilizar pegamento y cartón, pese a no tener rasgos bien definidos es posible ver cierta ternura en las figuras huecas.

Recientemente expuso en la Galleria Sculptor, en donde afirmó que «su trabajo no se trata tanto de los individuos que están representados, ya que se trata de sus propios intentos de comprenderlos, y también las limitaciones de estos esfuerzos».

warren-king-02 warren-king-03 warren-king-04 warren-king-05 warren-king-06 warren-king-07 warren-king-08 warren-king-09

Todas las imágenes son © Warren King

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...