Una de las grandes ventajas de internet es que una vez que alguna información se sube difícilmente desaparecerá, así que ciertos espacios se vuelven espacios irrepetibles como el proyecto creativo de Vincent Giard y Singeon, llamado Brousse.

Este espacio cibernético, llamado Brousse, se convirtió en un blog que documenta un juego de ping-pong visual entre los dos artistas (también han publicado un par de libros).

Todas las imágenes son © Brousse

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...