Artista, muralista y educadora Nina Wright, también conocida como Girl Mobb, comenzó a crear graffiti cuando era adolescente en su ciudad natal en la zona rural de Ohio.

Ella se encontró con una comunidad de artistas callejeros cuando se mudó a Oakland, CA, pero tuvo problemas para encontrar un segmento de mujeres que realizaran un trabajo similar. Todo cambió cuando fue elegida en una exposición totalmente femenina, en la que también se seleccionaron los mismos 5-6 artistas. Esta falta de presencia femenina llevó a Wright a iniciar un programa de mentores, un intento de aumentar el número de artistas femeninas que crean arte callejero en el Área de la Bahía.

Wright organizó su primera sesión de Graffiti Camp for Girls en abril de este año. El campamento fue creado para mujeres jóvenes de entre 12 y 17 años, y se basa en una matrícula de escala móvil. Los participantes aprenden cómo usar correctamente las pinturas en aerosol, tomar las precauciones de seguridad necesarias y colaborar de manera eficiente. Al final de cada sesión, las propias jóvenes planean, diseñan y organizan un mural a gran escala.

Cada una de las cuatro sesiones de Wright se ha llenado rápidamente, y se le ha pedido extender el campamento a ciudades que se encuentran fuera del área. Wright espera que con una creciente base de mentores voluntarios, el programa ayudará a corregir el desequilibrio de género visto en la escena artística callejera de Oakland y más allá.

Todas las imágenes son © Nina Wright

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...