TJ Fuller descubre el esplendor de todo un reino animal con criaturas alucinantes de color pastel, algo que pudiese venir de un sueño digital, algo que podríamos ver en un plano donde la naturaleza se une a la tecnología.

El entorno que nos regala Fuller son perros con mirada inexpresiva volando con sus alas tricolores, pingüinos de color turquesa deslizándose por la ladera de una montaña infinita y un rebaño de ciervos multicolor galopando hacia ningún lugar.

«Para mí, la computadora es más que una herramienta para hacer arte. Es un colaborador y una musa. El lugar del mundo natural en esta era digital es una fuente de contemplación para mí, y mi trabajo refleja esto. En última instancia, creo, que la tecnología es naturaleza, y la división entre los dos decaerá a medida que avanza este siglo».

Todas las imágenes son © TJ Fuller

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...