En un cementerio cerca de Sapporo, Japón, Tadao Ando rodeó una estatua gigante de Buda con un jardín y una colina artificial diseñada para llamar la atención de los visitantes a la escultura de 13.5 metros de altura. 

La pieza, titulada Hill of Buddha, fue construida con la finalidad de resaltar la escala de la figura, que fue construida hace 15 años. Esta nueva intervención rodea la escultura, dejando solo la parte superior de su cabeza visible desde fuera de la colina. para ver el resto del Buda, los visitantes deben navegar por un túnel de 40 metros que conduce a una rotonda que rodea la estatua.

«La intención del diseño era crear una secuencia espacial vívida, comenzando con el largo recorrido a través del túnel para aumentar la anticipación de la estatua, que es invisible desde el exterior», explica Tadao ando en un ensayo para la revista Domus. «Cuando se llega a la sala, los visitantes miran al Buda, cuya cabeza está rodeada por un halo de cielo al final del túnel».

Ando categoriza el trabajo como una pieza de arquitectura paisajista, con su apariencia cambiando según la época del año. en primavera y verano, el sitio está lleno de verdor y verde vibrante lavanda, mientras que en los meses de invierno, el cementerio está cubierto por una capa de nieve.

Todas las imágenes son © Tadao Ando

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...