Algo que aún no se puede resolver en el mundo es la hambruna, aunque parece que una “diseñadora de comida” podría haber encontrado una respuesta mediante el uso de la impresión 3D, se trata de Chloé Rutzerveld quien desarrolló un proyecto que consiste en una carcasa la cual está impresa de masa que contiene tierra y varias semillas.

Una vez impresa tarda unos pocos días para que las semillas y hongos germinen y después empiecen a asomar de los pequeños agujeros en la parte superior. Todo lo que queda por hacer es comerlo y que “explote” en la boca. Aunque actualmente  sólo un concepto e implicaría varios años de investigación, a saber, alrededor de la tecnología de impresión 3D y cuestiones de seguridad alimentaria.

El objetivo de Chloé es utilizar esta nueva tecnología  para crear alimentos ricos, naturales, saludable, sostenibles y con nutrientes que no se pueden hacer con los métodos tradicionales de producción y contribuye a nuestro bienestar y entornos. Al hacer esto espera que muchas etapas innecesarias de la cadena alimentaria desaparezcan como resultado de una reducción de los residuos de alimentos, así como la transportación y la emisión de CO2.

Al respecto explica:

El proyecto Edible Growth se ajusta a la categoría de “Food for Thought” y se crea en parte como una forma de diseño crítico. Quiero demostrar que los alimentos de alta tecnología o los alimentos producidos en el laboratorio no tienen que ser poco saludables, naturales, y sin sabor.

3dfood-1 3dfood-2 3dfood-3 3dfood-4 3dfood-5 3dfood-6

Todas las imágenes son © Chloé Rutzerveld

[vía]

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...