El artista Sergio García crea momentos sencillos pero surrealistas dentro de sus esculturas, esto al incorporar manos realistas que se detienen en el acto de formar una burbuja, o pintar con aerosol una pared.

En una de sus piezas, se puede observar una mano en miniatura se extiende desde el borrador de un lápiz a medida que se afila, casi como para detener el mecanismo en el que el utensilio está atrapado.

“Siempre he disfrutado del uso de lo no convencional como base para mi obra de arte”, dice García en una declaración de artista. “Me gusta crear arte con el que la gente pueda relacionarse y que estimule el subconsciente creativo. No sólo para crear una relación emocional entre el arte y el espectador, sino para evocar preguntas de cómo y por qué. Es este deseo de crear una conexión con el espectador que alimenta mi creatividad “.

Otro tema en el que se centra García son los triciclos, creando versiones escultóricas del juguete de la infancia con bucles, corazones y ochos de figura en lugar del marco tradicional. Los trabajos rojos y rosados ​​brillantes varían del tamaño natural al tamaño de la palma, pero al fotografiar cada uno aparecen increíblemente realistas.

Todas las imágenes son © Sergio Garcia

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...