RosaNegra es un espacio que irradia libertad, un tributo a la cocina Latinoamericana. Tradiciones gastronómicas provenientes de países como Perú, Argentina, Colombia, Brasil y, por supuesto México; hacen del menú una ecléctica combinación con sabores auténticos y atrevidos.

Desde su apertura en 2017, se posicionó como uno de los lugares más exclusivos de Masaryk (y también de Cancun y Tulum, donde abrieron sendas sucursales), gracias a su glamoroso y animado ambiente, combinado con platillos de diversas gastronomías latinoamericanas, como la argentina, peruana, chilena y mexicana.

Los espacios del restaurante son su primer atractivo, tanto por su decoración como por contar con espacios para fumadores y quienes no lo son, cada uno con su respectiva terraza, además de disponer en el nivel superior con un privado para una docena de personas, disponible para reuniones de trabajo o celebraciones de carácter privado.

Algunos de los platillos van de ceviches peruanos, cortes argentinos, tacos mexicanos, comida del mar y postres únicos que son parte de un menú que no te va a decir la procedencia, simplemente te invitamos dejarte llevar por las recomendaciones de los meseros.

La gastronomía local está presente, entre otras cosas, con un atractivo chile en nogada «deconstruido»: croquetas de chile poblano con carne -coronadas con un chapulín, como otro sello distintivo- servidas con un espejo de nogada y granos de granada, de logrados resultados en el paladar. No falta una variada oferta de tacos, entre los que disponen de pulpo a las brasas, carnitas de pescado, jaiba suave, langosta, y rib eye con chapulines tostados. Hasta coquetean con la comida callejera con unos esquites aderezados con alioli de epazote.

El entorno es aderezado con música en vivo que selecciona canciones de acento latino sin caer en el folclor. Y de miércoles a sábado suenan percusiones en vivo a partir de las nueve de la noche.

Loading Facebook Comments ...