Influenciada por una infancia cerca del océano, Reisha Perlmutter incorpora los recuerdos de ondulaciones suaves y rayos de luz que se refractan a través del agua en sus pinturas hiperrealistas. 

Las pinturas están destinadas a “inspirar la atención del espectador para entrar en un momento de quietud y silencio y experimentar la palpabilidad del agua”. El tiempo se vuelve menos específico y según ella, lo que importa son las sensaciones que se sienten y los recuerdos de esos sentimientos que animan al espectador a vivir en un momento meditativo de paz.

En su obra se funde el tiempo, os recuerdos se conviertan en experiencia presente. Se trata de la ingravidez, y nuestra conexión profunda con nuestros sentidos más allá de los confines del pensamiento o el intelecto. Se trata del sentimiento, de la unidad y del ser. La luz es crítica para estas obras. Es metafórico, por supuesto, en términos de iluminación interna, pero también directamente necesario en la evocación de la sensación y la belleza a través de su presencia y complejidad inherente.

Perlmutter aprovecha la percepción de unidad y conectividad mostrando sus modelos en momentos de completa entrega a la sensación. Sus pinturas delicadas emplean la luz y las sombras que se desplazan a través de ondas ondulantes como una fuente de energía y una baliza, abstrayendo pero simultáneamente realzando el tema en cada composición.

Reisha-Perlmutter-01 Reisha-Perlmutter-02 Reisha-Perlmutter-03 Reisha-Perlmutter-05 Reisha-Perlmutter-06 Reisha-Perlmutter-08 Reisha-Perlmutter-09 Reisha-Perlmutter-10

Todas las imágenes son © Reisha Perlmutter

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...