En menos de 55 metros cuadrados, el estudio de arquitectura Raúl Sánchez Arquitectos ha reinventado un espacio subterráneo en Barcelona, que nombró Apartamento Tibbaut mínimo lleno de luz.

El interior del espacio presenta dos pilares de piedra octogonales desde los que se levantan bóvedas y bóvedas; los portadores de carga de los pisos superiores. Estas imponentes columnas se han convertido en los centros de mesa del apartamento.

El cliente solicitó un plano de planta abierto, pero dadas las restricciones de espacio y que los pilares de piedra son estructuralmente integrales al edificio, los arquitectos arreglaron un compromiso inteligente. El espacio está separado en dos espacios de vida a través de una serie de muros divisorios superpuestos.

En el centro del departamento se encuentra una sala común de usos múltiples. En su borde, una serie de salas más pequeñas que albergan el estudio, el baño, la cocina y el dormitorio. Las paredes y el piso fueron pintados de blanco para reflejar la luz limitada, y junto con los tabiques de madera clara ofrecen un lienzo tranquilo y brillante para un hogar.

Todas las imágenes son © José Hevia

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...