En su obra anacrónica Gold Rush, el fotógrafo Qingjian Meng organiza el encuentro de dos épocas opuestas. Los personajes del siglo XIX posan con exposiciones de objetos tecnológicos del siglo XXI como un iPad, un cigarrillo electrónico o un auricular de audio.

A través de estos retratos, el artista explora el contraste del dinamismo económico americano de la época con el de hoy al tiempo que crea un diálogo entre las dos generaciones. «No importa a qué hora o lugar vengas, la mente humana siempre intentará crear algo nuevo construyendo sobre los cimientos de sus predecesores». Sus fotos son cautivantes y siempre ejecutadas con una maestría técnica increíble que nos hace pensar en el movimiento realista.

Todas las imágenes son © Qingjian Meng

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...