Las técnicas para mentir y controlar las opiniones se han perfeccionado en la era digital o al menos nos damos cuenta con mayor frecuencia de la manipulación y falsedad de hechos. Se juega con cifras, gráficos, vídeos o imágenes para construir sutilmente una maraña informativa que nos vulnera. Nada es más contundente que un engaño basado en verdades que se confunden fácilmente con nuestros deseo, anhelos y esperanzas.

El pasado 19 de septiembre de 2017, sucedió un desastre natural que los habitantes de la Ciudad de México, Puebla, Estado de México, Hidalgo y Chiapas vivieron en primera línea. Cuando una catástrofe sucede, todos tienen una versión, incluso algunos especialistas recomiendan hablar de ello, compartirlo, platicarlo con alguien más. Dentro de esa necesidad humana por comunicarse, muchas veces surgen rumores, chismes o exageraciones del evento que son parte del recuerdo que el cerebro va construyendo poco a poco para darle sentido a lo vivido.

Ante el clima de irritación y comunicación masiva en redes sociales, la información fluye de manera caótica, orgánica e imprevisible al grado tal de creer que la verdad es una suerte de conversión construida entre una simultaneidad de lenguajes. Los usuarios fácilmente reaccionamos a lo que nos hace sentido, nos parece más lógico, consistente con lo que pensamos o sentimos pero que no necesariamente es cierto. Cada vez es más frecuente no creer nada y a la vez, ser vulnerables de creernos cualquier cosa.

Se trata de una paradoja a la que nos veremos expuestos con mayor frecuencia y donde no siempre seremos conscientes. No se trata de la ruta fácil de relativizar la verdad, pues hemos visto la raíz de la catástrofe, la urgencia, pertinencia y fuerza que las redes sociales han jugado en su papel de alentar una movilización ciudadana que ha fomentado la extraordinaria solidaridad de un pueblo que se ha puesto a colaborar entre sí de manera voluntaria. La convivencia de la verdad con mentira, más que un problema, es un signo de nuestro tiempo.

No obstante, el contenido falso nos ha envuelto en una burbuja informativa que nos ha hecho dar por buenas, noticias falsas o viralizar contendido tan efímero que se confundiría como valido cuando se trata de noticias caducas. Los hechos concretos, los datos históricos y la verdad pueden ser falsos y no existe vacuna alguna para no caer en la ignorancia, el error y la manipulación, todas primas hermanas de la mentira.

El engaño agrega un neologismo controversial (otro signo de nuestro tiempo); la posverdad, que consiste en la vitalización de las creencias falsas o una forma de opinión pública moldeada de acuerdo a ciertos rumores, pero donde la mentira debe tener un alto porcentaje de verdad para así resultar más creíble. Grijelmo diría que la eficacia de la mentira alcanzará aún más su fuerza si está compuesta al cien por cien por una verdad.

El cumulo de emociones más que los hechos determinan muchas de nuestras decisiones, es decir, muchas veces gana más lo que deseamos creer, que la verdad y de ahí se aprovechan muchos para construir una realidad. Después del fiasco de Frida Sofia, evento de manipulación emocional que sacudió a miles de personas y evitó observar con mayor claridad a los miles de voluntarios que se volcaron en las calles de la ciudad de México y diversos municipios, debemos estar atentos a lo que compartimos en nuestras redes, pues podemos ser cómplices de construir verdades que satisfagan a intereses inconfesables. Ojalá seamos más cuidadosos con lo que compartimos, con el contenido que consumimos y críticos con lo que vemos.

Para saber más sobre estos temas les recomiendo comenzar con unos libros y artículos que les permitirán tener mejores referencias, a continuación:

El clima de irritación constante y masiva en las redes sociales ha generado un nuevo tipo de censura que aplica sus prohibiciones de manera orgánica, imprevisible y caótica.

https://www.amazon.com.mx/Arden-las-redes-post…/…/B01N1A5LHL

Elisabeth Noelle Neumann en 1972 ya hablaba sobre una espiral del silencio (como la definió) que acaba creando una apariencia de realidad y de mayoría, cuyo fin consiste en expulsar del debate a las posiciones minoritarias.

https://www.amazon.com.mx/Espiral-Del-Silenci…/…/ref=sr_1_1…

Las personas construyeron su propia versión de la realidad a partir de lo que les parecía más lógico, atractivo o coincidía con lo que estaban acostumbrados a creer y no necesariamente con la verdad.

https://www.forbes.com.mx/posverdad-trump-y-redes-sociales/

A la posverdad se suma la posmentira y la poscensura como parte de un ciclo de manipulación infame.

https://elpais.com/…/2…/08/22/opinion/1503395946_889112.html

La verdad proporciona base y motivación a nuestra curiosidad por los hechos y a nuestro compromiso con la importancia de la investigación

http://www.editorialpi.net/ensayos/sobrelaverdad.pdf

Un ejemplo terrible: el caso del rescate de Frida Sofía del colegio Rébsamen se volvió en “el símbolo de la esperanza de México”

http://www.proceso.com.mx/…/existio-frida-sofia-afirman-vol…

Sobre El Autor

Loading Facebook Comments ...