Por Estrella Jiménez Mazo, de Saisho

Arte y música son dos disciplinas que han tenido siempre una relación cercana, ya sea en forma de inspiración entre artistas y músicos o como colaboración entre ellos en forma de portadas, carteles de conciertos o incluso en el rodaje de videoclips. Vamos a desvelaros hoy algunas de esas portadas de discos creadas por artistas contemporáneos. Algunas son icónicas y muy conocidas, pero otras estamos seguros que te sorprenderán.

Jeff Koons es uno de los artistas vivos más cotizados y también uno de los más controvertidos. Para algunos su obra es la constatación de lo que el marketing puede hacer hoy día en el arte contemporáneo; para otros es el máximo exponente del Neo-pop y su relevancia histórica y estética es indiscutible. Sea como fuere en 2013 diseñó la portada del disco Artpop de la también controvertida y mundialmente famosa Lady Gaga.

La portada es un collage que incluye recortes de la escultura Apolo y Dafne y de la obra El nacimiento de Venus de Boticelli. Además muestra una estatua de la cantante usando una peluca rubia, cubriéndose los senos y sosteniendo una esfera metálica de color azul que tapa sus partes íntimas. Tal y como comentaron en el periódico británico The Guardian, la portada diseñada por Koons “pretende eliminar las líneas entre el arte y la música pop”.

Durante los años 90 el grupo Blur se convirtió en una de las bandas más importantes del mundo, abanderados del britpop y de toda una generación. Por su parte, el artista Bansky sigue siendo hoy día una de las grandes incógnitas del mundo del arte puesto que no se conoce su identidad. Su trabajo, en su gran mayoría piezas de protesta y satíricas sobre política, cultura pop y anticapitalismo, combina el graffiti con el uso de plantillas.

En el año 2003 Bansky diseñó la portada del álbum Think Tank de la banda británica.  A pesar de que Banksy normalmente evita el trabajo comercial, ha defendido su decisión de hacerla asegurando que “he hecho algunas cosas para pagar las facturas, por eso hice el álbum de Blur. Era un buen disco y me pagaron bien. Creo que es una distinción muy importante que hacer: si es algo en lo que realmente crees, hacer algo comercial no se vuelve una mierda solo porque sea comercial”.  La portada original del álbum se vendió en una subasta en 2007 por £ 75,000.

A principios de los años 80 el joven artista Jean Michel Basquiat era ya una de las grandes promesas del arte: las exposiciones y las portadas de los grandes medios se sucedían, la crítica especializada se rendía a sus pies y se codeaba con super estrellas como Madonna o Andy Warhol. Atrás habían quedado los duros años del grafitti, el hip hop y el vagabundeo por las calles de Nueva York. Sin embargo, pese al éxito Basquiat no olvidaba sus raíces y en 1983 produjo el single Beat Bopun combate de bandas de diez minutos de duración entre los jóvenes MCs y grafiteros K-Rob y Rammellzee, lanzado de forma independiente en una edición de solo 500 copias en la propia imprenta de Basquiat, Tartown Inc., y con una portada diseñada por él. Desde entonces el single se ha convertido en uno de los discos de rap más valiosos jamás creados, e incluso ha sido exhibido en el museoMoMa de Nueva York.

Si no eres de los afortunados que pueden permitirse una obra original de Basquiat (por ahora), te contamos que el famoso disco será reeditado con la portada original. Además del vinilo, el single podrá encontrarse en edición deluxe y en una caja super deluxe para coleccionistas.

No es de extrañar que muchas de las portadas de los discos de Sonic Youth fueran diseñadas por artistas, ya que Kim Gordon, vocalista y bajista de Sonic Youth era, además de música, artista y comisaria que desarrolló gran parte de su carrera visual entre Nueva York y Los Ángeles y que compartía con muchos de estos artistas tanto exposiciones como inquietudes estéticas. Entre los artistas que colaboraron con la banda se encuentra Gerard Richter, uno de los nombres más influyentes del arte del último medio siglo y que sigue batiendo récords de venta por millones de euros en cada subasta.  La pintura de Richter de 1983 Kerze fue utilizada para la portada de Daydream Nation, el álbum considerado como mejor trabajo de la banda.

Posiblemente la portada firmada por Andy Warhol del disco The Velvet Underground & Nico sea una de las más icónicas de toda la historia, incluso popularmente se conoce el disco por el nombre de “banana album” debido a la pintura realizada por Warhol en la portada, una banana.

The Velvet Underground fue una banda de rock estadounidense, activa entre 1964 y 1973, formada en Nueva York por Lou Reed y John Cale. Andy Warhol fue el mánager de The Velvet Underground y era muy habitual verles en The Factory, el estudio de Warhol, lugar de encuentro de artistas, escritores y músicos, de fiestas, drogas, fama y dinero durante los años 60. Lo más curioso de la portada que Warhol diseñó para la banda fue que las primeras copias del álbum invitaban, con una pegatina, a “Pelar lentamente y ver”: despegando la pegatina (pelando la piel del plátano) se revelaba un plátano de color carne debajo. La mayoría de las ediciones de vinilo reeditadas del álbum no incluyen la pegatina despegable, por eso las copias originales del álbum con esta característica son ahora objetos de coleccionista muy valoradas.

Loading Facebook Comments ...