El observar el trabajo de Phyllis Bramson casi resulta inevitable, ya que coloca diversos elementos a las pinturas clásicas que nos hace sonreír y descubrir qué nuevos significados arroja a las obras, algo que a muchos gustará por su atrevimiento y estéticas, mientras otros podrían sentirse ofendidos.

La selección de imágenes y elementos que se funden con la alegría sobre el amor y el afecto, esto para interponerlas ante el mundo frío y hostil con la finalidad de mostrar las imperfecciones de la vida, así “no toma el decoro tan en serio, se niega a separar los modales del gusto de las preguntas más grandes sobre las pinturas son reacciones a todo tipo de eventos sensoriales, de la “buena conducta””.

Ahonda en que “los esquemas miniaturizados, que serpentean entre el amor, el deseo, el placer y la tragedia; canalizada a través de todos los cambios estacionales. incidentes burlescos-y por lo general como de teatro, que permiten tanto la empatía y la locura, al tiempo que proyecta la irritabilidad caprichosa con golpes cómicos en el camino”.

phyllisbramson

Todas las imágenes son © Phyllis Bramson

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...