Se realizó el gran encuentro de ideas que vale la pena difundir, TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño) es la máxima celebración del pensamiento disruptivo en la que participaron conferencistas, quienes expusieron programas, innovaciones, mecanismos, métodos y un sin fin de ideas para mejorar el mundo.

En esta ocasión, el formato se adaptó a la localidad de la Ciudad de México, TEDxMexicoCity tuvo la posibilidad de difundir ideas locales e internacionales por medios independientes a través de la organización de más de 450 voluntarios para apoyar con la producción del evento.

Con la temática Radical y el apoyo de History Channel, TEDx llegó a la Ciudad de México en 2009, a la fecha en el DF y alrededores ya hay TEDxCuauhtémoc, TEDxRoma-Condesa, TEDxUNAM, TEDxIztapalapa y, por supuesto, TEDxMéxicoCity.

Para TEDxMexicoCity, 25 expositores platicaron acerca de temas que contemplaron desde los Derechos Humanos hasta el Cyborism, a través de métodos y técnicas que incluyen el arte contemporáneo, la ingeniería o la interpretación musical para expresarlos.

En Alternópolis tuvimos la oportunidad de charlar con algunos de los Speakers, que para esta edición tuvieron una curaduría de más de mil Changemakers que buscaban compartir sus experiencias para intentar cambiar al mundo.

El común denominador en las charlas fue el pensamiento disruptivo y el momento de parto que atraviesa la sociedad en México, la cual debe aprovecharse a través de cada individuo.

No hay límite para el desarrollo-Alvar Sáenz-Otero

Actualmente Alvar Sáenz-Otero es director del Laboratorio de Sistemas Espaciales en el Departamento de Aeronáutica y Astronomía en The Massachusetts Institute of Technology (MIT), lidera el proyecto Synchronized Position Hold Engage and Reorient Experimental Satellite (SPHERES); es Ingeniero y asegura que su sueño de ser astronauta y su pasión por entender cómo funcionan las cosas, lo tienen en donde está.

“Muchos pasos pequeños es la clave para realizar un sueño, debemos centrarnos en algo que queremos hacer, no en algo que nunca vamos a hacer”. En estos momentos, Alvar asegura que el proyecto más ambicioso para el trabajo espacial es el ensamblaje y recolección de residuos espaciales, estudio sobre el que piensa enfocar sus próximos esfuerzos.

“Tener que cambiar lo que piensa uno, ha sido uno de los retos más grandes en mi carrera, por ejemplo al llegar a MIT me pidieron aprender inglés, y en vez de tomarlo como algo negativo aprendí que los retos siempre vienen como oportunidades”.

Sáenz-Otero tiene expansiones en los oídos y perforaciones en cejas y nariz; asegura que el ser mexicano y su apariencia nunca fueron un limitante para su carrera, sostiene que en México existen escuelas que te permiten llegar a MIT (y a donde quieras), pero es clave el apoyo del núcleo familiar y la preparación profesional.

“De chicos jugábamos con el concepto del México del futuro, porque era el país del mañana, porque decimos: mañana lo hago. Creo que está cambiando, nuestro reto es reírnos del país del mañana porque ya es “el mañana” por fin, y creo que para terminar de alcanzarlo falta entender nuestra labor como individuos y cómo trabajar en sociedad.

12784812_1158564790843455_1130270328_n

Falta vincular academia con industria-Carlos Gershenson

Carlos Gershenson es investigador de tiempo completo del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde es líder del Laboratorio de Sistemas Auto-organizantes. También es investigador asociado al Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM. Actualmente es profesor visitante en el Massachussetts Institute of Technology y en Northeastern University.

Los títulos son reflejo del trabajo que realiza: “de niño tenía mucha sed de conocimiento, lo que te lleva al camino de la ciencia de manera inevitable”.

El trabajo de Carlos consiste en usar simulaciones en computadora para estudiar de manera abstracta sociedades, pagando el costo de simplificaciones se tiene la ventaja de poder modificar la magnitud de los parámetros, esto permite explorar espacios de posibilidades para que se den distintas propiedades en la sociedad, esto permite explorar desde cómo puede haber innovación tecnológica, hasta el estudio que realiza actualmente sobre el comportamiento de los conductores en la Ciudad de México para obtener un flujo más eficiente.

“Creo que a nivel de país lo que nos hace falta es vincular el trabajo que generamos en la academia hacia la industria, para eso necesitamos un ecosistema funcional, debemos generar áreas en la que los egresados puedan desarrollarse, sino se irán al extranjero”.

Como investigador de tiempo completo y mexicano, en referencia a sus estudios en el extranjero, Carlos Gershenson, cometa que “estudiar en la Universidad Nacional Autónoma de México es un privilegio, tenemos libertad de cátedra, buenos estudiantes, fondos suficientes y capacidad para desarrollar muchas ideas, lo único que nos falta es encontrar la manera de implementar estos conocimientos en la realidad de nuestra sociedad”.

Arte y ciencia-Gilberto Esparza

Gilberto Esparza es un artista plástico y contemporáneo que integra su trabajo con elementos de tecnología, medio ambiente y proyectos sociales, actualmente desarrolla organismos y sistemas mezclando alta y baja tecnología utilizando desechos industriales para intervenir el espacio público.

“La intención es crear formas de vida que subsisten a costa de fuentes de energía generadas por la especie humana, que se pueden encontrar en el entorno urbano. Su proyecto contempla la creación de varias especies de parásitos robots que habitan en determinados lugares de la ciudad, y que son híbridos de desechos tecnológicos de distintas clases y materiales diversos. Los parásitos se insertan en el contexto urbano e intervienen el paisaje cotidiano con su presencia y a través de emisiones sonoras”.

12788219_1158564564176811_1169500562_n

En TEDx expuso el trabajo realizado durante más de 10 años, algunos con organismos de vida artificial y otros híbridos entre vida biológica y robótica que habitan el entorno y sufren modificaciones a partir de la contaminación.

“Cuando empecé a hablar sobre tecnología, uno de los temas que más me interesó fue el consumo excesivo de tecnología, el obsoletismo programado y todos los desechos que se generan a partir de ese consumo, ésta es mi materia prima para que de ahí surjan estas formas de vida robótica para que de esa forma volvieran como parásitos de la Ciudad”.

La función de estos objetos es la reflexión de la manera desmedida de consumo a partir de la interacción con los organismos vivos, llevar un mensaje para sensibilizar a un público o una audiencia que interactúa con esta problemática.

“Una vez soltamos un organismo híbrido llamado planta nómada, vivió un mes en el Río Lerma, éste se alimentaba aprovechando el agua residual, la cual transformaba en agua limpia para alimentar una plantas que crecían en el robot con bacterias mismas del río, que en sus procesos de biodegradación generan energía eléctrica de la cual se alimentaba el robot, una simbiosis y un ecosistema en el individuo, así planetamos un problema y ofrecemos una perspectiva de solución de cómo todos podemos ayudar a curar un ecosistema”.

Gilberto, cree que el arte contemporáneo es un reflejo de un imaginario colectivo de lo que se vive y preocupa en el momento y los artistas son el vehículo que busca materializar toda esa idea. Actualmente, Gilberto trabaja en un proyecto para que los ríos canten

Estos y 22 expositores más compartieron su realidad durante TEDxMexicoCity, ideas que valen la pena ser difundidas.

Loading Facebook Comments ...