El artista autodidacta Owen Mann recrea la naturaleza con flores de cerámicas, que logran imitar la aparición de peonías, dalias y suculentas. Simplemente pintadas en tonos frescos de azules y verdes, las flores de porcelana parecen como si estuvieran recién arrancadas del jardín. 

Mann desde pequeño se ha adentrado a la creación, ya que desde niño hizo sus propios juguetes con arcilla. “Creé todo, desde animales, aviones, soldados, figuras deportivas. Realmente haría cualquier cosa que pudiera imaginar. Hice mi primera flor a los 10 años y fue una rosa roja y blanca para mi madre. Yo sabía entonces que siempre sería capaz de volver a hacer flores de cerámica para ganar dinero, pero no lo hice hasta que tenía 26 años de edad”, relata.

De vez en cuando le dan ansias por querer hacer algo más que una flor o una suculenta pero siempre vuelve a formar pétalos en esa secuencia geométrica que es tan cautivadora. Cada flor es diferente y nunca deja de hacerlas.

mann-10 mann-9 mann-8 mann-7 mann-6 mann-5 mann-4 mann-3 mann-2 mann-1

Todas las imágenes son © Owen Mann

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...