Colorido juego escultórico de Nadín Ospina

 Colorido juego escultórico de Nadín Ospina

Influenciado por su familia e impulsado por su interés en el humanismo y las ciencias, Nadín Ospina crea sus esculturas a las que da forma por medio del mismo lenguaje del juego así como en las pinturas de los indios americanos, de los íconos de la japoanimación y las esculturas de los personajes de Disney.

Artista pop o artista conceptual o popular. «Sí he hecho evidentemente apuestas que tienen que ver con lo popular, pero tengo muchos otros intereses. Pero nunca, por ejemplo, se hace referencia a mi como colorista», indica en una entrevista para El País.

Para el artista nacido en 1960, el color es parte fundamental de su obra, por lo que es reconocido en el medio como un «irónico político» a través de sus obras. Es uno de los artistas más importantes de la generación intermedia en el ámbito latinoamericano. En la pintura, escultura e instalaciones, el cromatismo ha sido una impronta de la obra del artista, medio de expresión y fuente de inspiración. El color y el impacto de éste es parte fundamental de sus obras; es la premisa clave de sus creaciones.

Sus obras suscitan un fuerte análisis sobre la utilización y el reto que significa el uso del color para un artista, y son puentes a través de los cuales se tocan temas polémicos que generan discusiones en las cuales se puede evidenciar la constante búsqueda por el significado de lo exótico.

Todas las imágenes son © Nadín Ospina

Luis Guillermo Sánchez

http://lenguafatua.wordpress.com/

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *