Inquietantes y sorprendentes son algunos adjetivos que se pueden utilizar para describir el trabajo de Núria Farré, quien juega con el agua para crear pinturas con un toque oscuro en el que vemos a mujeres sumergidas en agua, en un estado pasivo que asemeja al sueño y la alegoría de La bella durmiente.

Al colocar a sus personajes en ese estadio logra combinar el mundo interior de ideas individuales, lleno de misterios, toda una sucesión de pensamientos que ocurren de manera desordenada con la aparente pasividad y tranquilidad del exterior.

Lo que más sorprende de su obra es el uso del color, así logra un toque fantástico con el que logró comprobar cómo con los ojos cerrados y sumergidos logra que las mujeres llegue a un punto de auto reflexión, pero logra conservar las ansias y confusión propios de la humanidad.

Acerca de su trabajo comenta que quería ver cómo las personas se «ahogar en su propia pasividad, incapaz de reaccionar o tal vez sólo en el segundo de su reacción (…) además de relacionar sus pensamientos, fantasías y sueños con todo el simbolismo unido al líquido».

nuria-farre-02 nuria-farre-03 nuria-farre-06 nuria-farre-07 nuria-farre-08 nuria-farre-09 nuria-farre-10 nuria-farre-11

Todas las imágenes son © Núria Farré

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...