Existen ciertos símbolos que se vuelven intocables, incluso en nuestra propia mente, debido a la gran carga cultural e histórica que tienen, que puede ser transformada al agregar elementos que forman parte de la, tal vez mal llamada, cultura popular.

El pintor Mauro Terán García transforma esas figuras “intocables” como Adán y Eva y las profana al agregarle elemetos como una pequeña imagen de Juan Gabriel, algo que resulta atractivo, hasta cierto punto, cómico.

Las imágenes, que se encuentran exhibidas en la galería ArtSpace México, forman parte de la serie México Tropicamp y nace por el interés de Terán por la pintura clásica occidental la cual deconstruye al tropicalizar con elementos modernos y cotemporáneos de México.

Las figuras bíblicas son parte de nuestra cultura popular, en ellas podremos apreciar la pasión y el erotismo entre Pedro y Sonia Infante, Diego y Frida, la Tigresa y el Santo.

El eje torcido de la muestra la tiene la recuperación del mártir Sebastián; que una vez más renuncia a la fuerza y la violencia del ejército, para sumarse a la doctrina del amor subversivo. Mauro Terán presenta una serie dedicada al mártir de Narbona en la que se cuestionan los usos de la masculinidad en el imaginario popular del México contemporáneo.

Todas las imágenes son © Mauro Terán García

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...