La firma Maguire y Devine Architects ha diseñado una cabina fuera de la de este «mundo», ubicada entre los eucaliptos en una isla frente a la costa sur de Tasmania.

El cliente creció en casas japonesas tradicionales y quería incorporar tanto la artesanía como el minimalismo que están tan asociados con dichos edificios.

Revestida con hierro forjado y construida principalmente con pino báltico, esta cabaña fue diseñada para ser más que un refugio, excluyendo una sola mesa y el colchón, todos los muebles se han incorporado al diseño.

La cabina se abre hacia la cubierta este y oeste; permitiendo a los que están en la cabaña disfrutar del sol de la mañana y de la tarde (y bañarse en la naturaleza si así lo desean). El tejado a propósito alto permite que los paneles solares recojan el sol sin obstrucciones por las sombras de los árboles.

Todas las imágenes son © Rob Maver

Loading Facebook Comments ...