Este día termina el FIAC y por la gran cantidad de actividades artísticas resultaba complicado sentarse a escribir, pero ya con cierta tranquilidad es momento de compartir lo sucedido en el Festival, así que durante la semana compartiré, de a poco, la experiencia de este evento.

Los organizadores del Festival Internacional de Arte Contemporáneo se esforzaron en crear una cartelera que fuera más allá de los recintos, por esto fue que atrajeron el talento de la compañía de títeres Luna Morena, que acompañados de un “carromato”, como llaman al teatro itinerante que crearon, fue  que en diferentes puntos de León llegó el arte creado en especial para los más pequeños.

El material que presentaron a los niños del municipio era Cuentos para no dormir, un clásico de la literatura infantil alemana que se llama Der Struwwelpeter (Pedro Melenas), del escritor Heinrich Hoffman. Éste es uno de las obras que se han vuelto insignia de Luna Morena.

Los ocho relatos que componen este compendio tienen un toque oscuro, que por un momento podría pensarse inapropiado o “brusco” para los niños, esta narrativa tiene la finalidad de que los espectadores reflexionen y dialoguen en compañía de su familia, explicó la actriz Fátima Ramírez.

Los protagonistas de la historia Comportamientos como  no comer la sopa, chuparse los pulgares, jugar con fósforos, pegarle a los animales, éstas son sólo algunas de las acciones que llevan a los personajes a “sufrir” un final oscuro, explicó la productora Marisol Méndez. Aunque va más allá de aleccionar a los pequeños, ya que mediante el humor negro se presentan vidas alternas.

Las responsables de montar el espectáculo indicaron que cada una de las ocho piezas invitan a la interacción después de cada espectáculo, debido a que los niños y padres se acercan a dialogar con ellos para debatir acerca de la puesta en escena.

Por su parte, la actriz Maimuna Achleitner ahondó acerca del otro proyecto que presentó Luna Morena en el FIAC, El pozo de los mil demonios un espectáculo, más en forma que se montó en el Teatro Manuel Doblado, que relata la historia de la niña Jacinta, quien viaja a través de un pozo para recuperar un cántaro que contiene el agua de la vida, esta búsqueda del vital líquido es una de las principales de las razones por las que la compañía formó parte del Festival.

La producción de la pieza teatral resulta algo compleja, pues requiere de ocho animadores, que son acompañados de música en vivo. Esta obra explora la importancia de la memoria, del peligro que existe en olvidar nuestras raíces.

Luna Morena nació en el año 2001, con los objetivos de crear, difundir y promover el teatro de títeres en todas sus posibles manifestaciones. Para la compañía, el títere representa un medio de comunicación integral que apela a la razón, a la emotividad y a la sensibilidad humana.

Actualmente, Luna Morena tiene un repertorio de obras entre las que destacan Canek, leyenda de un héroe maya, que ha representado a México en 2 de los festivales de teatro más importantes a nivel internacional: El Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá y su homólogo de Cádiz; ‘Martina y Los Hombres Pájaro’, ganadora del programa nacional de Teatro Escolar 2011; y Zaikocirco, espectáculo interdisciplinario con títeres y música en vivo. Desde el 2005, organiza el Festín de los Muñecos Festival Internacional de Títeres de Guadalajara.

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...