Al final sólo nos tenemos a nosotros mismos, algo que nos dejan a reflexionar las imágenes de Kersti K en la que nos muestra personajes con un mirar melancólico, cuyo trabajo es complicado de clasificar por la espontaneidad y poético.

Ella creció en un bosque sueco, lejos de la civilización. Su trabajo se basa en la soledad que ella sentía como una niña. Una sensación de que el mundo a su alrededor es un lugar extraño y mágico donde ella no pertenece completamente. Un lugar que no se puede describir con palabras.

Cambiando a sus fotografías, son sin duda tristes con interesantes yuxtaposiciones, creando una comparación y un cierto apego emocional entre el cuerpo humano y la naturaleza que nos rodea. Echa un vistazo a estas fotografías y estarás de acuerdo con una sonrisa.

Kersti-K-2 Kersti-K-3 Kersti-K-4 Kersti-K-5 Kersti-K-6 Kersti-K-7 Kersti-K-8 Kersti-K-9 Kersti-K-10 Kersti-K1

Todas las imágenes son © Kersti K

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...