Durante los últimos tres años, el fotógrafo Jem Cresswell ha fotografiado ballenas jorobadas durante su migración anual a Vava’u, Tonga, algo que ha logrado al nadar con las grandes criaturas en las vastas aguas del sur del Océano Pacífico.

Las imágenes que componen la serie de Cresswell capturan la personalidad individual de las grandes ballenas, cada uno de los cuales parece posar específicamente para su cámara subacuática.

«Al principio me sentí atraído por la naturaleza suave de las ballenas, su tamaño y la sensación de insignificancia en su presencia», dijo Cresswell. «En los últimos 3 años regresando a Tonga, he buscado capturar retratos íntimos de estos animales complejos y conscientes, trayendo al espectador al mundo de estos gigantes místicos».

Además de estar intrigado por el tamaño de los animales, también está fascinado por sus cerebros. En 2006, las células fusiformes, que sólo se pensaba estar presentes en los seres humanos y los grandes simios, también se encontraron en el cerebro de las ballenas jorobadas. Estas células, que están ligadas a la organización social, la empatía y la intuición, fueron encontradas a ser tres veces más frecuentes en las ballenas jorobadas que en los humanos.

CresswellGiants_01 CresswellGiants_02 CresswellGiants_03 CresswellGiants_04 CresswellGiants_05 CresswellGiants_06

Todas las imágenes son © Jem Cresswell

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...