Mediante su obra Izumi Kogahara busca la manera en que puede llegar a sí misma, una especie de espejo en los retratos femeninos, ya que considera que gusta de «expresar con mis piezas que el receptor puede tomarlo como si ella (la mujer en las piezas) estuviera contenta, sola, positiva o triste por el punto de vista de los espectadores».

Kogahara se inspira en la energía de los seres humanos que se genera no sólo por el instinto de la vida, sino también por el sentimiento generado al comunicarse con los demás. Incluso si hay algunos elementos negativos, como la angustia o la desesperación que han surgido de mis obras, no los dejaría terminar con eso.

«Me gustaría expresar desde todas mis piezas que hay una energía silenciosa pero fuerte para dar un paso adelante que definitivamente existe en los seres humanos», comparte la pintora en su declaración como artista.

Todas las imágenes son © Izumi Kogahara

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...