Las esculturas del artista japonés Ishibashi Yui son inquietantes y serenas que destacan por la variedad de materiales con las que trabaja, tales como madera, resina, tela, arcilla, alambre de acero y polvo de piedra, a menudo representa figuras cuyas raíces se extienden y proyectan hacia afuera en muchas direcciones.

Estas figuras parecen pasivas y complacientes a estas ramas sobresalientes, conscientes de la falta de control que tienen sobre este proceso orgánico. Algunas de estas protrusiones parecen dolorosas o inesperadas, pero finalmente inevitables. A menudo sus figuras son blanquecinas, mientras que sus protrusiones son de color verde o rojo.

Estas figuras son humanas, pero sus cuerpos suaves, redondos y blancos dan al espectador un sentido de que son también de la tierra, semejante al bulbo de una planta. El trabajo de Yui nos hace profundamente conscientes de cómo estamos entrelazados con el mundo natural, y el equilibrio y ciclo de nutrir y agotar que vivir y morir requiere.

Todas las imágenes son © Ishibashi Yui

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...