Un concepto básico de la ciencia como el magnetismo puede ser transformado en algo único al aplicarse del diseño, estos principios fueron aplicados por Simon Morris quien durante más de un año ha experimentado para hacer “levitar” a pequeños floreros que resultan fantásticas.

Las plantas que se suspenden en el aire es un sistema llamado LYFE que consiste en una maceta que se cierne poco más de una base de roble impulsado por un fuerte magneto que logra el efecto deseado.

Mediante estas fuerzas se crea un campo de fuerza invisible al interior de las plantas, así logran que sean capaces de flotar a la vez de girar lentamente para dar la misma luz del sol para cada uno de sus lados.

Cada plantador LYFE está diseñado como una forma geodésica, junto con su base discreta que no busca llamar la atención sobre la acción que realiza en la pieza. Puede leer más sobre LYFE en Kickstarter o ver otros accesorios flotantes para el hogar en Flyte, sitio web de Morris.

LYFE_01 LYFE_02 LYFE_03 LYFE_05 LYFE_06 LYFE_07 LYFE_09 LYFE_10

Todas las imágenes son © Flyte

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...