Todo el mundo en Facebook parece tener un gran momento. Divertidas aventuras, romances profundos, trabajos increíbles. Es suficiente para hacer que te sientas fuera de contexto, pero también es una mentira. Nadie es realmente tan feliz como lo muestran en su muro de Facebook, y este cortometraje de la productora HigtonBrothers confirma.

Así que la próxima vez que te sientas mal por las publicaciones de un amigo en Facebook que hable acerca de su vida impresionante, no te olvides: probablemente su información está embellecida por los medios de comunicación social, aunque sea inconscientemente.

En última instancia, Facebook es un parque infantil narcisista donde lo mejor, lo más divertido, los aspectos más fascinantes de nuestra vida son publicadas y las cosas de mierda, las cosas aburridas, el color beige que es la mayor parte de nuestra rutina diaria casi nunca se publica. Un espejo deformado de la vida real o, en el mejor de los casos, no es más que una película de ficción de cómo queremos que la gente nos vea.

¿La solución? Sólo tienes que vivir tu vida, centrado en tu realidad actual, y no hacer caso del circo de los medios sociales. Confía en ti, serás mucho más feliz.

Sobre El Autor

Loading Facebook Comments ...