La obra de Emil Gataullin era en gran parte desconocida en el oeste hasta que él sometió algunas fotografías blanco y negro de la vida del pueblo Korolyov, en Rusia al Premio Alfred  2014.

Las fotografías de Gataullin se caracterizan por una poesía tranquila, ligeramente melancólica. Las imágenes son un reflejo de la vida de Emil Gataullin, comenzando con su infancia en un pequeño pueblo más allá de Moscú, donde pasó casi todas sus vacaciones con su abuela y su tío. Sus recuerdos se remontan a experiencias en las que cuidaba ganado, recogía hongos y salía a pescar.

Gataullin describe estos recuerdos como el mejor momento de su vida, que es una frase clave para entender su huida de Moscú, su regreso al pueblo, donde vive con su esposa y su hija en una finca suburbana del período de Jruschov. A través de su cámara, se espolea hacia una comunicación no verbal y presta atención a las personas y cosas que ve.

Todas las imágenes son © Emil Gataullin

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...