Al cuestionar la memoria se pone en duda la historia, el patrimonio cultural, la identidad, el tiempo como fenómeno y las huellas de las acciones humanas, este tema es la reflexión de la exposición El Olvido está llena de Memoría, que se presentó en la Fundación Marso.

La muestra, que exhibe obras de los artistas noruegos Javier Barrios, Hanne Friis, Anders Sletvold Moe y Camilla Skibrek, presenta piezas en las que aparece una atención a la materialidad y minuciosidad en los procesos meticulosos que se encuentran detrás de sus obras. Se han dedicado horas y horas de planificación y trabajo para facilitar y hacer estas obras de arte únicas.

En un tiempo y una época aparentemente más definidos por categorizaciones duras y diferenciando en vez de lo contrario, parece lógico enfocarse en rasgos compartidos, ya sea en personas, naciones o arte contemporáneo para el caso. Los humanos y el arte son conceptos a menudo sujetos a tales actos; sin embargo, pueden eludir fácilmente la categorización por medio de su naturaleza multifacética y rasgos compartidos.

Las obras expuestas abordan el impacto recíproco entre las personas, las culturas y la naturaleza, aunque a diferentes niveles. Por lo tanto, se abren a preguntas sobre qué influencias tiene la naturaleza sobre las personas y lo contrario; ¿Qué rastros dejan los humanos? ¿Cómo se configuran las identidades de las personas a través de la cultura y de qué manera la historia ha influido en los individuos, las sociedades y las culturas? ¿En qué medida compartimos los mismos rasgos e historia, a través de las fronteras y los estados-nación?

Todas las imágenes son © Fundación Marso

Loading Facebook Comments ...