Su obesisisma majestad el gato  Zaratustra descansa apaciblemente sobre las mayores obras maestras del la historia del arte mientras nos dedica unos ronrroneos. El felino consentido de la artista rusa Svetlana Petrova es la pieza central del proyecto creado para los «gatos amantes del arte» llamado Fat Cat Art.

gato gordo en el arte (7)

El color jengibre del gran gato ocupa los sitios de muchos protagonistas de famosos retratos de pinturas clásicas y modernas  pues sus 10 kilogramos de «pura alegría» invaden la mirada e inundan con su peluda existencia las piezas. Según nota entrevista de la BBCPetrova heredó al gato después de que falleciera la madre del la artista en 2008. Después del período de duelo, nació una estrella (o super nova)  en Internet.

«Por casualidad un amigo me preguntó» ¿por qué no hacer un proyecto de arte con su gato porque es muy divertido «, Petrova dijo a la  BBC .

Mediante el uso de la imagen digital, Zaratustra ha viajado a través de docenas de períodos artísticos de diversos países; de los maestros italianos del Renacimiento como Botticelli a artistas callejeros como Bansky. La pasión principal de la bola de pelo es posar desnudo y acurrucado para grandes artistas pues (según la autora ) sólo los grandes artistas pueden apreciar el generoso cuerpo de Zaratustra y su  alma sublime.


gato gordo en el arte (1)

gato gordo en el arte (4)
gato gordo en el arte (6)
gato gordo en el arte (8) gato gordo en el arte (9) gato gordo en el arte (10) gato gordo en el arte (11) gato gordo en el arte (12) gato gordo en el arte (13) gato gordo en el arte (15)gato gordo en el arte (14)gato gordo en el arte (2) gato gordo en el arte (3) gato gordo en el arte (5)

Todas las imágenes son © Svetlana Petrova 

Loading Facebook Comments ...