Entre las calles de la ciudad y los grandes edificios de piedra, el fotógrafo Daniel Antunes capta atisbos de un otro mundo. El creativo, que vive en Lisboa, tiene una habilidad especial para encontrar charcos de agua que proyectan brillantes reflejos del paisaje urbano circundante.

En algunas de sus imágenes podemos descubrir los monumentos históricos, un conductor de scooter y el transeúnte promedio se ven reflejados en estas imágenes visualmente complejas y deslumbrantes.

Hay una claridad increíble para las fotografías de Antunes, incluso en los ecos del agua. A menudo no son lo suficientemente grandes como para reflejar un edificio entero o grupo de personas. En cambio, son pequeños parches ubicados dentro de los caminos de grava y los pasadizos de adoquines. Estas son deliciosamente surrealistas adiciones a imágenes de otro modo realistas. El ojo de Antunes para los colores y las texturas añaden magia a estas escenas cotidianas.

Todas las imágenes son © Daniel Antunes

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...