El creativo Damon Belanger ha trabajado en una gran variedad de medios por ello es que fue seleccionado para decorar las calles de Redwood City, California, con 20 piezas públicas fantásticas.

Al pintar sombras falsas en la acera, ha transformado la ciudad aparentemente ordinaria en un maravilloso país de las maravillas. Utilizando elementos públicos como bancos y bastidores para bicicletas como inspiración, el artista crea sombras peculiares que dan nueva vida a los sitios de la ciudad.

En el mundo de Belanger, un buzón es en realidad un monstruo sonriente, un quiosco de estacionamiento se transforma en un mono en un pedestal, y un mapa de la ciudad se revela que es un robot.

Para crear cada pieza curiosa, Belanger elige primero el objeto que proyectará la «sombra». A continuación, crea un contorno de tiza de un personaje, haciendo una «angulación» estratégica de tal manera que se asemeje a una sombra de yeso real. Una vez que él está satisfecho con su bosquejo, él utiliza la pintura gris oscura para llenarla, y listo.

Todas las imágenes son © Damon Belanger y Beth Mostovoy

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...