Para Edward Honaker la fotografía se ha convertido en un medio para combatir la depresión, imágenes de ensueño en las que comparte su lucha personal con este padecimiento con lo que permite a los espectadores a comprender este tema sensible, así que al retratar su sentir esta serie se volvió un poco surrealista.

El joven artista decidió explorar el potencial de comunicar sus emociones a través de una colección de autorretratos, ya que encontró que con las fotografías podía incitar una reacción visceral e inquietante con sus composiciones austeras a blanco y negro.

La depresión es una enfermedad de aislamiento, soledad y confusión. «Tu mente es lo que eres, y cuando no funciona correctamente, da miedo», Honaker explica en una entrevista con The Huffington Post

En muchas de sus imágenes ha oscurecido los rostros, para mostrar como es que uno se desconecta de sí mismo y el mundo que lo rodea. Esta pérdida de uno mismo puede ser debilitante, pero no hay consuelo en saber que los que le rodean pueden entender o sentir lo mismo.

hon14

Sin duda, el buen arte tiene la capacidad de evocar emociones poderosas y conectarnos unos con otros, por ello es que las fotografías de Honaker comunican con éxito el embotamiento y efectos distorsionadores de la depresión y facilitar una mayor comprensión de la enfermedad.

Las fotografías logran crear una empatía acerca del tema de las enfermedades mentales, que ayuda a desestigmatizarlas, aunque éstas pueden ser incómodas se vuelven una valiosa herramienta para comunicar el deseo universal e intrínseco de entenderse.

hon13 hon12 hon11 hon10 hon9 hon8 hon7 hon6 hon5 hon4 hon3 hon2 hon1

Todas las imágenes son © Edward Honaker

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...