La pintura de Kazuhiro Hiro logra incomodarnos por mezclar conceptos como ternura y agresión, adorable con tristeza, así surge su obra en la que podemos descubrir adolescentes, casi con aspecto de lolitas que son afectadas por esa «inocencia» que habitualmente se les coloca, como si de una fuerza extraña se tratara que las desgarra.

En algunas de sus pinturas vemos como destaca el jarabe azucarado, flores y juguetes, aunque rápido supurar de oso de peluche estómagos, emulando a los órganos internos. Las imágenes de Hori es más eficaz con el entendimiento de sus referencias culturales.

Hiro y su obra son especialmente ácidos si se le coloca en el contexto actual de Japón, ya que la imagen de una chica de secundaria se ha convertido en sinónimo de pureza, inocencia e ingenuidad como se presenta en los manga shōjo.

Kazuhiro-Hori03

Por lo que el contraste entre el extraño ambiente que especialmente se ve suave, mimoso y adorable choca y obtiene nuevos significados cuando se mezcla con elementos deprimentes y macabros obliga al espectador tener una reacción emocional variada.

Kazuhiro-Hori10 Kazuhiro-Hori09 Kazuhiro-Hori08 Kazuhiro-Hori07 Kazuhiro-Hori06 Kazuhiro-Hori05 Kazuhiro-Hori04

Todas las imágenes son © Kazuhiro Hiro

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...