En lugar de considerar la pintura como un medio líquido, el artista Chris Dorosz utiliza un material poco tradicional como una unidad de medida para formar retratos escultóricos anónimos. A primera vista, las pinturas tridimensionales se leen como compilaciones abstractas de formas, y sólo cuando el espectador mira de frente al retrato comienza a emerger una figura humana.

Como él escribe acerca de su proyecto, Dorosz considera que la gota de pintura es «una imagen que toma forma no de un pincel o cualquier instrumento o gesto hecho por el hombre, sino puramente de su propia viscosidad y del aire que cae, como análoga a los bloques de construcción que componen el cuerpo humano (ADN) o incluso su representación mimética (el píxel) «.

Todas las imágenes son © Chris Dorosz

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...