La artista Caitlin McCormack explora la decadencia y los restos de seres que una vez vivieron en su intrincado trabajo de ganchillo. McCormick construye sus piezas utilizando un proceso de trabajo intensivo que implica la rigidez de los materiales textiles desechados con pintura de esmalte para crear material frágil parecido al hueso.

El trabajo de Caitlin da forma a fantásticos esqueletos entrelazados de humanos, pájaros, serpientes, demonios y murciélagos de dos cabezas, que se muestran con telones de fondo negros, vitrinas y bases torneadas que hacen referencia a exhibiciones anticuadas de especímenes científicos.

Su más reciente serie, Lazarus Taxa, se refiere al concepto paleontológico de especies que desaparecen y reaparecen en el registro fósil.

Todas las imágenes son © Caitlin McCormack

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...