Un lado humano muy difícil de vencer es el ego, ya que logra controlarnos y mover diversos aspectos de nuestra vida, así que para ayudarnos con esto gran parte del trabajo de Tristan Pigott se enfoca en este tema, para lo que representa a la gente absorta como si apenas estuviesen conscientes de sí mismos y juega con estas características mediante la creación de narraciones surrealistas, donde la proyección de una persona se destaca por el drama de la escena.

Para el autor su obra es una burla juguetona en el que retrata la importancia que damos a la imagen y la percepción. El resumen de la composición de las pinturas muestra la diferencia entre lo que se piensa y la realidad. Al respecto dice «transmito cómo el ego humano se traduce en imagen, mediante la yuxtaposición de figuras pintadas realistas ante un telón de fondo surrealista».

El estilo figurativo de permite transmitir narraciones conceptuales con inmediatez relevante para el espectador. Así podemos ver como un hombre que sostiene un cisne que está pintado en un estilo realista, mientras que un plano de profundidad está absorto en un iPhone.

01b28699-259b-480c-bc6e-9513ea7013f2 2a20641f-02d4-48be-9682-c281ae018ab6 9f865543-68dd-4f85-b442-b619bd5d657d 59412ee6-b712-42a9-a415-0829b067cb78 ae740af8-ada8-4038-be3e-c0a7e3d81cf4 Tristan_Pigot_art02 Tristan_Pigot_art03 Tristan_Pigot_art04 Tristan_Pigot_art05 Tristan_Pigot_art06 Tristan_Pigot_art07 Tristan_Pigot_art08 Tristan_Pigot_art09 Tristan_Pigot_art10

Todas las imágenes son © Tristan Pigott

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...