La multitud provoca que los detalles individuales de cada persona se difuminen en la densidad del movimiento y el desorden. La frenética masa de personas quizás absorbe la identidad y nos convierte en uno solo. Gente, así genérico, uniforme, sin personalidad propia, sin detalles. Un ente puro que no acepta distinción pero también una especie de cárcel de carácter oprime la individualidad de cada persona.

Nicolas_Ritter_alternopolis (2)

Para ser liberados de esta cárcel necesitamos mirar con atención. Si el espectador observa con detenimiento, tomando una pausa y recordando el clásico juego «Donde está Wally?», puede encontrar en las fotografías de la multitud, un guiño suave y  delicado en medio de la indiferencia de las multitudes. El artista Nicolas Ritter estudiante de comunicación visual de la Academia de Artes y Diseño de Offenbach en Alemania centra su proyecto en lo individual de la multitud, fijando nuestra atención al suspiro en movimiento que se desprende de una imagen estática.

La serie de GIFs titulada One fue grabada en su totalidad en Londres donde las calles tan concurridas, plazas y estaciones están repletas de cadáveres estáticos y tan sólo un sobreviviente en movimiento nos alienta la hipnosis . El autor dice que su trabajo «imita la forma en que el ojo humano observa: no ve una multitud como una multitud, pero observan pequeñas micro-escenas en el interior de la misma». En cada uno de los cuadros se contiene ligero humor que se logra cuando al fin, detectas el sutil movimiento entre el devenir constante de las personas.

Nicolas_Ritter_alternopolis (3) Nicolas_Ritter_alternopolis (4) Nicolas_Ritter_alternopolis (5) Nicolas_Ritter_alternopolis (1)

Todas las imágenes son © Nicolas Ritter

[ Vía: Mash Kulture ]

Loading Facebook Comments ...