Una forma distinta de homenajear la vida salvaje es la que nos ofrece Renee Jelinek, quien fabrica réplicas de tamaño natural de cabezas de animales disecados, esto lo consigue al utilizar fragmentos de tela de tapicería y con gran maestría logra replicar leones, rinocerontes, buffalos y otros.

Para el autor es volver a su juventud, pues creció en Wisconsin donde con frecuencia fue acompañado de la taxidermia, así que estuvo rodeado de estos particulares objetos de decoración que pueden impresionar.

El artista comienza con los mismos soportes de espuma utilizados por taxidermistas reales a los que aplica jirones de tela, hilo, resina (o encontrado) astas, y los ojos de mármol de vidrio. Los resultados son sorprendentemente modernos objetos escultóricos que imitan a los montajes tradicionales.

head-1 head-2 head-3 head-4 head-5 head-6 head-7 head-8 head-9

Todas las imágenes son © Renee Jelinek

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...