Las pinturas en acrílico de Andrea Kowch combinan tanto reflexiones serias sobre la experiencia occidental como sobre el surrealismo. Sus últimos trabajos, centrados sobre todo en sujetos femeninos, ponen ese descontento contra los fondos rústicos. Mezclando en elementos de la naturaleza, ella es capaz de hacer conexiones inesperadas.

Según una declaración: “(Las historias y la inspiración detrás de sus pinturas) provienen de las emociones de la vida y las experiencias, lo que resulta en la narrativa, las imágenes alegóricas que ilustra los paralelos entre la experiencia humana y los misterios del mundo natural. El solitario y desolado paisaje americano que abarca los temas de las pinturas sirve como una exploración de la santidad de la naturaleza y un reflejo del alma humana, que simboliza todas las cosas poderosas, frágiles y eternas. Escenarios reales, pero oníricos, transforman las ideas personales en metáforas universales para la condición humana, manteniendo una sensación de vaguedad para fomentar el diálogo entre el arte y el espectador “.

Todas las imágenes son © Andrea Kowch

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...