Andrea Casciu crea murales que a través de la investigación de las pequeñas mutaciones que cómo el tiempo funciona en el cuerpo, Casciu profundiza en un análisis introspectivo mediado por el dibujo, estudiando la relación del Hombre con su propia imagen.

Con habilidad maniobrando en el espacio de acción del autorretrato, el artista desata un doble disparador empático. En sus obras, transfigura el deseo de identificarse, de entrar en el núcleo más íntimo de la gente. Al mismo tiempo, cada persona puede percibirse en las caras icónicas que pinta, en un juego de desvanecimiento que desafía la anestesia general del mundo en el que vivimos.

Las variaciones del rostro de Andrea, que aparecen en las calles, empujan a considerar sus murales como espejos, a confrontarnos con nuestro propio reflejo, pero también con el de un ego planetario, compartido y ampliado.

En sus obras transpira el deseo de empatizar, de entrar, pero siempre de puntillas, en el núcleo más íntimo de la gente. Al mismo tiempo, en un juego fade-out que desafía la anestesia general del mundo en la que vivimos.

Todas las imágenes son © Andrea Casciu

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...