El trabajo de Alfonso Zárate se ubica entre el arte estudio antropológico, ya que se lanza a profundas investigaciones para encontrar el «alma» de la sociedad. Su obra se podría, fácilmente, clasificar como pintura, pero va más allá pues se compone de la recolección de objetos, la recopilación de imágenes y testimonios.

Su más reciente serie ¡Es muy fácil ser bravo!, que se presentó la galería Traeger & Pinto, se centra en la Colonia Guerrero y en Tepito, un lugar donde «la gente que nace en esas condiciones puede ser sicario y buen católico, prostituta y guadalupana, niño y narcomenudista, drogadicto y vecino… y que nosotros, como observadores alejados de estas realidades, somos incapaces de hacer juicio».

Zárate concibe la idea de la práctica artística como una colaboración. Su propuesta se centra en la documentación de lo fenómenos socioculturales que arrojan los barrios como Tepito y colonias populares como la Guerrero, enfatizando su producción artística en torno a las creencias religiosas, sistemas de sobrevivencia, trabajo de colaboración y participación comunitaria.

Todas las imágenes son © Alfonso Zárate

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...